Charles Bukowski. El anticonformismo californiano


La obra de Bukowski narra los ambientes del submundo relacionado a la degradación en las zonas marginales de las ciudades norteamericanas.

Literatura

Octubre 29, 2016 07:52 hrs.
Literatura Nacional › México Veracruz
Alberto Calderón P. › Los escribas

Charles Bukowski.
El anticonformismo californiano.

Este escritor norteamericano nacido en la provincia de Andernach, en Alemania en 1920 y que dejó esta vida el 9 de marzo de 1994 en la ciudad de Los Ángeles California, lo recordamos como uno de los destacados creadores literarios estadounidenses y como parte del obituario en estos primeros días del mes de marzo.
Fue un autor prolífico, escribió más de cincuenta libros, incontables relatos cortos y multitud de poemas, con una fuerte personalidad y una prosa independiente caracterizada por el ’realismo sucio.’
A la edad de tres años llega a los Estados Unidos (origen de su padre) proveniente de su natal país. Llegan a Baltimore en donde pasan una temporada para posteriormente trasladarse a Los Ángeles que sería a la postre el sitio en el que permanecería por el resto de su vida; a pesar de sus frecuentes partidas siempre retornó a la ciudad que marcó a gran parte de su literatura. Su familia vivió muy de cerca la crisis económica de los años veinte, motivo por el cual la desesperación hacía presa a su padre que lo maltrataba dejando un recuerdo en su vida plasmado en la obra La senda del perdedor.
Las marcas de acné en su rostro lo hicieron una persona no muy bien aceptada en el colegio esto influyó para hacer de su persona un ser tímido, aislado, refugiándose en la lectura en esa importante etapa de su vida. Posteriormente estudia periodismo en la misma ciudad que lo vio crecer, a la par de sus temporales empleos como lavaplatos o acomodador de autos en los estacionamientos. No llega a graduarse debido a su cuestionable conducta desde la etapa universitaria, ligada a la bebida y la fiesta continua. Sin embargo entre su vida desordenada aparecen sus primeros poemas y cuentos que publicaría en los años cuarenta.
Transcurría el año de 1956 cuando consigue un empleo en el servicio postal, lo que lo inspira a escribir su primera novela, El cartero. En esta novela aparece un personaje: Henry Chinasky, que continuaría acompañándolo en todas sus novelas a excepción de Pulp. Su última publicación.
En las referencias literarias hace gala de su ingenió y acidez, destacan las voces que en otros autores parecen incomodar, los seres marginales: personajes estrafalarios, alcohólicos, prostitutas, vagos, jugadores fracasados, trasnochadores, brabucones de barrio, toda una gama de seres rechazados por la sociedad. Los títulos de algunos de sus libros hablan por sí solos de los temas que aborda como es el caso de Escritos de un viejo indecente en 1969.
Su poesía escrita con un verso rudo, escasamente lirico, de un mensaje claro y áspero, en muy pocas ocasiones aparece con momentos de felicidad.
En sus relatos destacan las treinta y cuatro narraciones de las que consta la recopilación Música de cañerías. Un volumen que ofrece al lector un realista panorama de la vida nocturna de Los Ángeles en donde se cruzan en una enigmática noche los fracasos, la soledad, la embriaguez, los artistas y escritores de escaso éxito, manejados con un estilo narrativo de humor grotesco, espontaneo y directo.
La obra de Bukowski narra los ambientes del submundo relacionado a la degradación en las zonas marginales de las ciudades norteamericanas. Recibió tantas críticas negativas como positivas. Se le acusó de practicar un estilo soez como mero exhibicionismo literario. Otros críticos en cambio, realzaron su autenticidad y su condición de escritor maldito.
Fue un fenómeno de ventas en Europa. Debido a su obra literaria paradójicamente permaneció ignorado por los críticos literarios de su país, en donde se le reconoce más por su creación poética.

Autor: Alberto Calderón P.

Ver más