Fernando Salmerón Roiz


Uno de los grandes filósofos contemporaneos de nuestro país

Fernando Salmerón Roiz

Biografías

Octubre 23, 2016 13:42 hrs.
Biografías Nacional › México Veracruz
Alberto Calderón P. › Los escribas

Fernando Salmerón Roiz



En la sociedad contemporánea surgen hombres y mujeres que se esfuerzan por cultivarse en el conocimiento de las más distintas disciplinas durante su vida y ofrecerlas a los demás dejando una enseñanza invaluable; de está rigurosa preparación, honradez y rectitud surgen hombres como el doctor Fernando Salmerón Roiz

La ciudad de Córdoba, Veracruz, recibió a este destacado hombre de leyes y profundos conocimientos filosóficos el 30 de octubre de 1925, parte de sus primeros estudios los realiza en su ciudad natal para posteriormente trasladarse a la ciudad de Xalapa ingresando a la Facultad de Derecho en la Universidad Veracruzana carrera que termina en 1948, posteriormente se traslada a la ciudad de México en donde obtiene la maestría en Filosofía por la Universidad Nacional Autónoma de México. Una vez terminada su preparación regresa a la ciudad de Xalapa como catedrático y posteriormente como primer director de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Veracruzana, para 1957 ya era el Secretario General de la institución de la que llega a ser rector entre 1961 a 1963, diez años después continua sus estudios de doctorado en el terreno filosófico por la Universidad Friburgo en Alemania.

Una vida dedicada a la academia, la investigación y a la función pública educativa con muchos cargos en su haber iniciando en la Secretaría de Educación Publica en donde fue el Director de Enseñanza Superior e Investigación Científica. Gracias a su capacidad ingresa como director del Instituto de Investigaciones Filosóficas de la UNAM y al poco tiempo es nombrado Rector de la UAM Iztapalapa y luego Rector General.

El doctor Fernando Salmerón Roiz se destaco por su trabajo en el ámbito de la filosofía, la ética tan necesaria en estos difíciles tiempos en donde los poderes políticos se encuentran corrompidos, en descomposición, dando un ejemplo atroz a la sociedad. Es precisamente en el terreno de la ética en donde propuso una reflexión moral en la filosofía analítica. En su trabajo filosófico insistió mucho en la formación de jóvenes con una educación acorde a las necesidades del país, promoviéndolas y llevándolas a la práctica desde los cargos que tuvo a lo largo de su vida.

Comentaba que el lenguaje de la educación es el lenguaje de la moralidad, que están íntimamente ligadas y parte de sus investigaciones iban en esa vertiente, manejó principalmente dos líneas de trabajo: la ética como ya lo mencioné y la educación, en está última hace una reflexión sobre esa unidad de moral y enseñanza.

Otro de los temas que abordo fue el estudio de la lengua castellana y en particular de la mexicana, sus estudios en esa materia eran reflexivos y claros en su tratamiento.

Dejó una basta obra sobre filosofía, educación, literatura, escribió muchos artículos para los principales medios nacionales y extranjeros, participó en libros colectivos, el mismo editó varias antologías cobre ética e identidad personal y colectiva.

En el año de 1980 se le otorgó el doctorado Honoris Causa por la Universidad Autónoma Metropolitana.

Ruy Pérez Tamayo al escribir sobre su amigo Fernando Salmerón con motivo de su fallecimiento y que se encuentra en las Memorias de la Academia Mexicana de la Lengua de donde ambos eran miembros; en el tomo XXVII, menciona sobre su compañero de silla que el año de 1993 fue para Fernando Salmerón Roiz un año especial ya que recibió el Premio de investigación en Ciencias Sociales, Históricas y Filosóficas. Premio Universidad Nacional. Investigador Emérito de la UNAM. El Conacyt y la SEP le nombraron el recipiente de la Cátedra Patrimonial de Excelencia nivel 1, cuatro de los máximos reconocimientos que se otorgan en el país, el más alto nivel por su desempeño. Refiere Pérez Tamayo que todos los galardones juntos en un año era para un record Guinness. Al hablar de su amistad menciona que eran grandes amigos que se visitaban junto a Carlos Montemayor, que Salmerón era un hombre de baja estatura, un poco tímido pero con una gran sabiduría, tacto y cortesía, con un trato amable sin distingo entre estudiantes, administrativos, jefes y a todos los niveles.
Dejo esta vida el 30 de octubre de 1997 en la ciudad de México.

Xalapa2000@hotmail.com




Ver más