Un tren Largo y amarillo
Filemón Zacarías G.

Los escribas

Un tren Largo y amarillo Filemón Zacarías G.


Cultura

Octubre 29, 2016 07:57 hrs.
Nacional › México Veracruz
› Los escribas

UN TREN LARGO Y AMARILLO
Filemón Zacarías García

Hoy, el mundo amanece un poco más vacío. Esa sonrisa entrañable, de moro - como tú mismo decías - ha partido para siempre y este café no es el mismo de ayer, ni el sol, ni la campana de catedral llamando a misa en este viernes de muerte tiene la misma voz, porque has partido la víspera. Al igual que tu Úrsula, te fuiste un jueves santo sin leer el almanaque como los curas de tus relatos, pero hay algo seguro, habrá un domingo de resurrección para tu obra.
Dicen que sonreías cuando te leían tus propias historias con un resplandor de tan adentro, que parecías dibujar en el aire al Coronel, al tren largo y amarillo, desde donde podían verse kilómetros y kilómetros sin un anuncio de Coca-cola, o al río por donde dos amantes y su cómplice capitán, alargaban el delirio de un amor atemporal. Juran tus amigos que Mercedes resplandecía entre los geranios de la casa cuando tus ojos sabios y cansados le echaban un guiño como antaño, sí, como en la botica de Aracataca donde escribieron un amor tan fuerte como el del telegrafista y tu madre...sí, Gabo, eras feliz con tu desmemoria y tu magia reunidas en esa pared tapizada de sueños que hoy, han quedado para nosotros como muestra de que: " Aún es posible fabricarnos una Utopía para compartir la tierra".
Recuerdo como si fuera ayer que leí alguna vez que te sorprendió saber que "GREGORIO SAMSA" había amanecido convertido en un escarabajo y dijiste: " ¡Carajo! Si esto se puede poner en un libro: quiero ser escritor" Y, con ello, mi estimado Gabo, nos empujaste a muchos para que estemos hoy haciendo el intento. Escribiste tanto y tan real como la magia lo permitió, que hoy parecen brotar mariposas amarillas, Remedios, y pescaditos de oro por doquier a la par de las lágrimas también Gabo, pues tu mirada Caribe y el vallenato de tus libros ya no serán bailados más por ti. Nunca en la historia de la literatura la "Crónica de una muerte anunciada" ha dolido tanto. Quizá por eso te exiliaste en la desmemoria cierta de los que saben que serán eternos. La "Memoria de tus putas tristes" no será tu última publicación, porque aún en ausencia, es tan grande tu Macondo que no alcanzarán cien años para que al último de los Buendía se lo coman las hormigas, ni la soledad, ni el polvo, ni la alquimia. El desvarío de tu José Arcadio y los gritos de los muertos en los platanales no fueron en vano, como para que a este mundo tan tuyo se lo lleven alguna vez, los vientos del olvido.
REFERENCIAS: ’Cien años de soledad’, ’El amor en tiempos del cólera’, ’Crónica de una muerte anunciada’, ’De viaje por los países socialistas’, ’El viaje a la semilla, la biografía’

Compartir noticia


Califica esta información

› Los escribas
¿Es fácil de leer?

  • ¿La información es útil?

  • OPINIÓN
    MÁS NOTICIAS
    NOTICIAS RELACIONADAS
    09 de Noviembre de 2016
    Pero no solo eso también se pone en riesgo la partida de remesas que los connacionales que se encuentran del otro lado de este muro mandan a nuestro país y que representan quizá la más...

    Tan lejos de dios y tan cerca de los Estados Unidos